Ya han pasado 9 meses desde que inicié este blog y como ocurre después del parto, la nueva criatura necesita de otros recursos para nutrirse y crecer. Por eso, además de seguir con las fichas del puzzle en forma de artículos, voy a incorporar una serie de secciones en formato de post, que hagan que el contenido sea más ágil y ameno para todos los que me seguís.

Incluiré de momento:
1. Reflexiones y Curiosidades sobre algún aspecto de la naturaleza humana
2. Conferencias en formato de video, que por su contenido, considere ilustrativas para la temática del blog
3. Presentación de libros y películas bajo los epígrafes de Biblioterapia y Cineterapia
4. Artículos o noticias de otros autores
4. Secuencias terapéuticas de mi práctica clínica, que sirvan para ilustrar algún aspecto de la psicoterapia
Cuando miro hacia atrás, me doy cuenta que llevo estudiando desde que me acuerdo y con la perspectiva que dan los años, creo que sin saberlo conscientemente, no he hecho otra cosa que ir creando y abasteciendo mi caja de herramientas. Unas han permanecido estables a lo largo de los años convirtiéndose en básicas, mientras que otras han tenido un paso más fugaz; unas veces por mi incapacidad para saber manejarlas y otras porque no han resistido el paso del tiempo. 


He tratado y trato de seguir “afilando el lápiz”, para continuar creciendo como persona y como terapeuta.
He tenido la suerte de formarme con magníficos profesores, terapeutas, supervisores y colegas amigos (Fiorini, Kesselman, Pavlovski, Malan, Spilka, Molnos, watzlawick, Liendo y tantos otros). Todos ellos, maestros en su campo y de los que siempre he aprendido e incorporado algo. También he impartido durante muchos años, cursos de formación y conferencias en el ámbito de la salud mental y las psicoterapias breves. Como veis, he “tocado muchos palos”. las primeras reflexiones sobre la integración y síntesis de todo ese bagaje, están apuntadas en el libro que publiqué en 1990 con el título de Planificación y Estrategias en Psicoterapia Planificada.
A pesar de que mis títulos académicos dicen que soy médico psiquiatra, psicólogo y psicoterapeuta, lo que en verdad me considero es un artesano que se dedica a reparar historias. No conviene olvidar que todos sufrimos por nuestra historia y como muy bien dice Louise L. Hay “todos somos víctimas de víctimas”. 
 
Por otro lado, sabemos que aunque no se puede regresar al momento histórico en que se produjo un determinado daño, lo que si se puede y debe hacerse, es trabajar sobre las consecuencias que ese daño dejó en ese psiquismo en particular. Es a eso a lo que me dedico. Continuará …